INICIO
NOSOTROS
NOTICIAS
SERVICIOS
PRODUCTOS
FOTOMASCOTA
VIDEOS
CONTACTO
TWITTER
DOGWALKING MEXICO
PASEADOR DE PERROS
NOTICIAS
 
   Follow dogwalking_omar on Twitter   
 



Con pata de perro

Édgar A. Hernández

El Centro, la Condesa o la Roma son algunas de la colonias donde se ha establecido el oficio de paseador. Sin embargo, en nuestro país no existen leyes ni seguros que regulen esta práctica

En las calles del Centro Histórico y de colonias como Condesa, Roma y del Valle se ha desarrollado un nuevo fenómeno. Jóvenes que caminan por parques y camellones atados a una docenas de correas que llevan perros de diferentes edades, tamaños y razas, a quienes genéricamente se conoce como “Paseadores de perros” y que laboran sin ningún tipo de reglamentación.

Contrario a lo que ocurre en otras ciudades de Europa y Estados Unidos, donde este oficio se remonta a la década de los 80 y se tiene un registro de cada uno de los paseadores, así como un seguro que protege tanto a los paseadores como a los perros, en la Ciudad de México no hay nada que regule esta actividad.

José Luis Payró, presidente de la Federación Canófila Mexicana, alerta sobre los problemas que puede generar este oficio, en caso de que no se realice por personas capacitadas.

“Cuando hablamos de los ‘Paseadores de perros’ hay varios aspectos que debemos tomar en cuenta. En principio no hay ningún reglamento a nivel local o federal que delimite quiénes pueden realizar este tipo de actividades, tampoco sabemos a qué están obligados estas personas para no afectar el espacio público, ni en qué espacios puede desempeñar su trabajo. Le aseguro que esto se va a regularizar en 20 o 30 años cuando ya sea un problema”, explicó Payró.

El también médico veterinario indicó que en otros países hay paseadores profesionales que cuentan con una licencia, que tienen el entrenamiento elemental para manejar un gran número de mascotas y donde está delimitado el espacio en el que pueden trabajar.

“En Nueva York la gente pasea perros en el Parque Central y no pueden salirse de esa área porque son multados. A nivel de manejo, deben tener algún tipo de entrenamiento, porque los perros se pelean o se ponen inquietos. Imagine lo que es llevar 30 perros amarrados a la mano. Es una locura y aquí nadie está tomando ningún tipo de precaución”, dijo.

Otro factor de riesgo, abundó el veterinario, son los perros callejeros, ya que en México se permite que cualquier canino ande solo en la calle y ninguna autoridad hace nada para sacarlos de la vía pública.

                
INICIONOSOTROSNOTICIASSERVICIOSPRODUCTOSFOTOMASCOTAVIDEOSCONTACTOTWITTER